dilluns, 1 de novembre de 2010

Toulousse, Foix y la lluvia

Bueno, otra vez en casa. Ha llegado el momento de hacer el último post de este Viaje.

Dejamos el Hotel Hermes **, aparcamos en las afueras y fuimos en Metro hacia el centro de Toulusse. El Metro es MUY nuevo (o por lo menos lo parece), las instalaciones són limpias y modernas, hay puertas de cristal que se abren justo por donde se abre la puerta del metro, con lo cual la seguridad es máxima. Eso si, el metro es como de juguete: todo amarillo (o rojo) de 2 vagones y ademas es la mitad de estrecho que uno de BCN o Tokyo.


El centro en domingo estaba bastante animado a pesar de que TODOS (menos algun café) los comercios estaban cerrados. Se que es lo normal, pero teniamos ciertas esperanzas de que en la zona comercial hubiera algo abierto, pero no. Igualmente aprovechamos para hacer turismo, ver el Capitolio por dentro (es gratis), comprar croasanes en la plaza y visitar el Mercadillo de la Basilica de Sant Sernin.




Por la tarde bajamos hasta Foix. Lastima de la lluvia proque es un pueblo absolutamente precioso en otoño con todas las tonalidades posibles en las hojas las casas y calles de piedra y sobretodo el Castillo de Foix (que es visitable).
El castillo consta de un nuclio central y 3 torres. Subir las escaleras de caracol de las torres en un dia de lluvia tiene lo suyo, pero vale la pena por las vistas y por los mini-museos audio visuales que hay en cada una de las plantas. Como curiosidad comentar que vimos a un grupo de jovenes disfrazados de medievales que aún no sabemos exactamente que ivan a hacer xd.




Luego el turtuoso camino a casa. Esta vez bajamos recto desde Foix hasta Puigcerdà rodeando montañas por carreteras nacionales y luego bajar hasta Reus por más nacionales.. nos ahorramos los peajes, pero tuvimos que pagar los tuneles del Cadí y uno francés que no se como se llama... pero como no teniamos prisa..

Pues eso es todo, por lo menos hasta el próximo viaje que a saber cuando serà.

Au Revoir !