dimecres, 8 febrer de 2012

Kutna Hora y la capilla de los huesos.

Aprovechando que mis progenitores estaban en Praga para ver la ciudad (y a mi), les llevé a hacer una de las visitas que tenia pendiente: "Kutna Hora" la que antaño fue una de las capitales económicas del país y que ahora es conocida sobre todo por el Osario de la capilla de la iglesia de todos los santos.

Historia:
Esta ciudad tiene su origen en las minas de plata que hay en sus cercanías. La explosión económica del siglo XIII dio gran relevancia a esta ciudad que llegó a competir con Praga en poder económico, cultural y político hasta bien entrado el siglo XVI. (...) En 1420 el emperador Segismundo estableció en la ciudad la base militar desde donde atacar a los Taboritas durante las guerras husitas (...) conociendo entonces la ciudad otro periodo de esplendor económico.(...) A lo largo del siglo XVI distintos hechos dieron lugar al comienzo del declive de la ciudad.(...) La Guerra de los Treinta Años y varias epidemias de peste hicieron que la ciudad perdiese definitivamente toda la importancia que había tenido en el pasado.
(wikipedia)

El pueblo en si no es muy diferente de la mayoría de puebles del norte de la Bohemia checa, pero no por ello esta carente de encanto. Las calles empedradas rodeadas de casitas todas más o menos de la misma altura, una iglesia por aquí, una plaza por allá.. además tiene por ahí una montañita, un valle con unos viñedos, un par de restaurantes tradicionles, etc.. muy entrañable todo.





A parte de esto el pueblo cuenta con un par de atractivos turísticos bastante importantes que justifican por si solos el desplazarse hasta allí: la mencionada capilla de los huesos y la Iglesia de Santa Bárbara.

La espectacular Iglesia de Santa Bárbara se sitúa a los pies de una colina, y más que una iglesia parece una señora Catedral. Su situación privilegiada más su impresionante tamaño y estructura le confieren una elegancia única.

Y justo a su lado se encuentra una especie de clon a medias del puente de carlos que en vez de ser un puente es un balcón/pasarela.. extraño, si, pero por alguna razón allí queda la mar de bien...




Y ya solo queda "la capilla de los huesos". Por lo visto a un monje medio ciego se le cruzaron los cables y empezó a crear pirámides de huesos con los cadáveres de los numerosos muertos de la época (guerras, pestes, esas cosas). Hizo 6 y además de gran tamaño, y las guardó en la susodicha capilla. Años más tarde, la familia propietaria de la iglesia y la capilla, no menos cachondos ellos, decidieron desmontar 2 de esas pirámides y usar los huesos humanos para decorar todo el recinto, e incluso recrear el escudo familiar con ellos... El resultado final no deja indiferente a nadie:

dimarts, 17 gener de 2012

Hockey sobre Hielo: puro espectáculo

Una de las grandezas de este país es que aquí el deporte rey no es el sobre valorado Fútbol, si no el siempre espectacular Hockey sobre hielo.

Puede que hayáis visto reportajes en la televisión, quizás alguna jugada en las noticias o un resumen en un programa deportivo. Puede que incluso hayáis seguido una retransmisión en directo de la NHL o que en vuestra ciudad se juegue a hockey sobre patines.. Da igual lo que hayáis visto, nada le hace justicia a ver un partido de la liga checa en directo.



En Praga hay 2 equipos: el Slavia de Praga y el Sparta de Praga y cuando estos se enfrentan se paraliza medio país. Si teníamos que elegir un partido, hay mejor opción que un derbi asi ? pués si, la hay: dos derbis xd. Fuimos a ver el partido de ida (hace unas semanas en casa del Sparta) y el de vuelta (el domingo pasado en el O2 Arena del Slavia).



Iré directo al grano: Juegos de luces, música, cheerleaders, mascotas, concursos, trucos de magia, canciones y mosaicos, sorteos, pantallas gigantes, comida basura y muchas sorpresas; impresionante. El antes y después del partido, cada media parte (hay 3), cada pequeño descanso, cada falta, cada gol... són todos ellos una auténtica fiesta. Y encima el juego es frenético y dinámico a más no poder: ahora ves un casco o un stick volar, ahora 2 que se meten de ostias, que si uno sale volando, que si otro se empotra en un cristal, uno remata el disco de cabeza, etc..



Como reseña: el primer partido lo vimos en el campo del Sparta (un auténtico hervidero). Quedaron 1 a 1, se hizo prórroga y al final el Sparta venció en los penaltis.





El segundo fué en el del Slavia, el O2 Arena ( el mismo sitio donde fuimos a ver a Rammstein) un estadio mucho mayor, pero también más "serio". Quedaron 1 a 2, venciendo otra vez el Sparta.




Por cierto, me he pillado esta camiseta, xd

dimecres, 11 gener de 2012

Exameneeeeessss

Buenos días apreciados estudiantes, soy vuestro querido mes de Enero. Os han gustado las vacaciones? pues ya podéis empezar a olvidarlas, ha llegado la largamente esperada época de exámenes ! que? hace ilusión verdad? ya... a mi tampoco, pero es lo que hay.

Aunque a estas alturas ya no tengo mucho de que quejarme... yo termino mañana mis exámenes, para bien o para mal. y tengo que decir que, por suerte, de momento ha ido todo para bien.

Aún así, el motivo de este post no es para que admiréis lo buen estudiante que soy (sois libres de hacerlo si quereis ) si no para relatar que tal es hacer un examen en la república checa, que aunque parezca algo trivial, tiene más miga de lo que parece.

Para empezar dicho examen era el 5 de Enero a las 8:30 de la mañana. Aquí no hay ni reyes ni nada parecido, las clases empiezan el día 2, o sea que tenia 4 días para superar la resaca de fin de año y el enorme desfase horario que llevaba, porque repito: el examen era a las 8:30 AM y mi hora habitual para despertarme en ese entonces era las 5 o las 6 de la tarde...



Lo normal hubiera sido pegarme un madrugón el dia 2, estar todo el día hecho polvo, ir a dormir temprano y al dia siguiente recuperar un ritmo normal, pero encontré una solución más sencilla: ir a dormir un poco más tarde hasta el punto de girar el horario del todo. Así podría pasarme toda la noche del 4 al 5 estudiando y hacer el examen como si (para mi) fuese a las 8:30 de la tarde.. :)

El dia 5 hacia bastante frió y lloviznaba. La gente en el bus estaba tan "alegre" como siempre y mi cabeza era un bombo.. llegué al edificio en cuestión y fui directo a sacar un café de la maquina. Tiré la mitad al suelo y la otra mitad me la bebí. " 105-b ", tenia que ser una sala pequeña... al fin y al cabo en clase apenas eramos 15 personas y ni siquiera todos hacían el examen hoy.



Pues no, no era pequeña, era un puñetero anfiteatro y dentro 200 checos CON TRAJE iban ocupando asientos sin ningún orden concreto. Si, los checos se ponen traje y corbata (ellas vestidos de gala) para hacer un examen, profesores incluidos. Por supuesto yo iba en sudadera y tejanos, despeinado, con ojeras y sin ducharme.

Después de unos minutos de confusión y confirmar que efectivamente esa era el aula correcta, y que yo era el único erasmus, tomé asiento en la primera fila, la única libre. Por suerte entre la marabunta de profesores estaba el que impartía a los erasmus, me reconoció enseguida (no creo que le costase mucho) y mientras los demás pasaban lista me entrego una versión en ingles de la hoja del examen.



De vez en cuando alguno de los tutores lanzaba explicaciones a gritos para detallar alguna de las preguntas (en checo), informar sobre la hora limite, etc... En los 2 proyectores de la sala pusieron la hora para que la gente fuese controlando, pero a mi no me servia de mucho, ni siquiera entendí cuando terminaba el asunto, mi nivel de checo es tirando a nulo. Uno a uno un señor muy majo fue revisando nuestras cartulinas, comprobando la foto y que estuviésemos matriculados, hay que reconocer que esta gente se lo toma todo MUY en serio. No se cuantos humoristas checos habrá, pero dudo que sean demasiados..

Hora y media más tarde empezaron a recoger. Entregué el examen a medias y recé a Miyamoto. Cuando se acercó el profesor que conocía le pregunte para cuando podría saber la nota. La respuesta me machacó y me animó a la vez: "ve dentro de media hora a mi despacho y ta la digo". En ese momento nada me parecía más atractivo que el calor de mi cama, tener que esperar media hora (por lo menos) más para llegar a Strahov no me hacia mucha ilusión, pero un bocadillo y una botella de Kofola (TM) ayudaron.

El despacho, por supuesto, estaba en otro edificio, en la planta 9 para más señas. Pero valió la pena. El tío me abrió la puerta con una mueca (sonrisa checa) y me dijo "you were lucky". 10 sobre 20, suficiente para hacer media con las practicas y aprobar. Me firmó el librito, actualicé el twitter y me fui para casa destrozado y feliz.

dissabte, 7 gener de 2012

Navidades en Praga (2/2)

Fin de Año:

Para variar un poco esta vez fui a la cena del bloque 8, donde a pesar de ser la mitad que en la anterior, coincidí con mi buen amigo Eberhard (el que me hizo de profe de alemán).

Y allí estuve hasta que a las 10, animado por el alcohol y otras substancias, me convencieron para ir a vender mi entrada (para una macro-fiesta de esas ) e ir luego a otro sitio más barato con comida gratis.. así que una media hora antes de las campanadas estaba perdido por medio de Praga con Enrique y 2 entradas sin vender cada uno (el alemán me dio la suya)..

pastel de Pancake y enchiladas 

ambiente en el bloque 8

Cogimos un metro y fuimos directos al Puente de Carlos a ver el cambio de año donde una cantidad exagerada de gente esperaba. Aquí no hay campanadas ni uvas, por lo que no tenia muy claro que narices iba a pasar.. al final la cosa fue así:

 

No es muy original, pero si bastante efectivo. No hubiera estado mal algún tipo de cuenta atras, pero el estar rodeado de fuegos artificiales durante más de media hora junto con el momento en el que todos los barcos se ponen a pitar a la vez són cosas que recordaré.

Una vez ya realizado el paso al 2012 nos dirigimos a la fiesta del club Ocko, o por lo menos lo intentamos.. primero en el Metro, donde la gente se apelotonaba a centenares y era imposible siquiera entrar a un vagón y luego en Tranvía. Dio la casualidad que dentro del susodicho transporte encontramos un grupo de españoles haciendo botellón (deporte nacional) que además se dirigían a la otra macrofiesta (para la que estuvimos intentando vender las entradas). No llevamos allí ni 10 minutos cuando el transporte se paró, se cerraron las luces y se abrieron las puertas y un par de policías asomaron para hacernos salir ; por lo visto nos habíamos quedado atascados en medio de un mega embotellamiento.


carteles publicitarios de ambas fiestas

Como no sabíamos que narices hacer, seguimos a los españoles y acabamos llegando (en Taxi) a la mencionada fiesta. Una vez allí teníamos 2 opciones: o quedarnos, o volver a intentar vender las entradas e ir al sitio previsto. Optamos por lo 2o y vaya bien que hicimos. Nos pusimos frente a la entrada y en media hora no solo las habíamos vendido, si no que encima lo hicimos al doble del precio inicial. Más de 30 € de beneficio conseguí because yes.

El resto de la noche ya fue más normal. Llegamos al Ocko, que para la ocasión había adaptado 2 parkings adyacentes como salas extra, comprobamos que efectivamente daban comida gratis (ensalada de pasta, hot dogs, etc..), reencontramos gente, bailamos, pasaron cosas, etc, etc..

Ha sido el fin de año más raro que he tenido en mi vida.

Navidades en Praga (1/2)

Pues si, a pesar de que lo "normal" hubiera sido volver a España una semanita aprovechando las escasas vacaciones (aquí las clases empiezan el 2 de enero) o incluso 2 (aplazando examenes y cosas) como la mayoria ha hecho, al final decidí quedarme en mi habitáculo de Strahov.

Las razones? podría decir que por ahorrarme un par de billetes de avión, por el ambiente navideño de Praga, por la espectacular entrada al año nuevo desde el Puente de Carlos, por la fiestas, etc.. y si, es por todo eso, pero el principal motivo fue: "hacer algo diferente". Escapar, aunque sea por un año, del bucle navideño: { Comer con la familia -> Regalos -> repetir} + la borrachera del 31.

Y si, vaya si a sido diferente...

Navidad:

En la república checa la navidad se celebra más o menos como en todas partes: se cena el 24, el 25 por la mañana los niños reciben sus regalos, se come con toda la familia, etc.. con la diferencia de que aquí no trae los regalos el Papa Noël, si no el propio niño Jesús (ignoro si entra por la chimenea o directamente aparece mágicamente).


Como mi familia me caía un poco lejos decidí desplazarme a Masarikova (una residencia bastante pija) donde se estaba preparando una cena de Nochebuena para los residentes de ahí que no habían vuelto a sus países. El plan era sencillo: cada uno traía algo de comer y beber y allí se compartía todo.

Para darle un poco de emoción al tema, todos los centros comerciales cerraron al mediodía, y los señores responsables del transporte público decidieron cerrar la mitad de las lineas y cambiar todos los horarios durante esas fechas tan señaladas... Resultado: más de hora y media para llegar hasta Masarikova, (teniendo que hacer buena parte del trayecto a pié) y una bolsa de patatas más un par de cervezas compradas en un Coreano como única aportación a la cena por mi parte..



Una vez allí saludé a las 3 (tres) personas que había y me puse a ayudar con la decoración de la sala: unas cintas por aquí, un árbol por allá, un par de chorriflautas más y ya tenemos un bonito ambiente navideño ! Poco a poco fue llegando la gente (y con ella la comida). Más de 20 personas fuimos al final, casi todos de centro/sud-america, pero también algun@ de USA, Bélgica y otros países; cada cual con su aportación en forma de canapés, ensalada, sopa, fajitas, carnes con salsa y licores varios..


Al final se montó allí un autentico buffet con barra libre y una fiesta destacable incluyendo bengalas, cuenta atrás, cava y abrazos a las 12 (si, en plan fin de año xd), juegos con castigos, música, chorradas y demás, que acabó con unos cuantos tirando cohetes de madrugada en pleno centro buscando garitos abiertos y un desayuno en strahov a base de enchiladas. No me acuerdo ni del nombre de la mitad de gente que conocí ese día, pero en cambio a otros hasta los agregué al Facebook, xd.



Luego, pues nada. Y cuando digo nada es NADA. De ese día hasta fin de año Strahov estaba completamente muerto. Apenas había 4 o 5 personas en Todo el bloque, el restaurante y los 2 comercios cerrados y ni si quiera hacia buen tiempo. Visto el panorama y una vez arreglados los planes para Fin de año me dedique básicamente a estudiar jugar al Majora's Mask y al Limbo..