dijous, 27 de gener de 2011

Dia 1: Centro y zona Europea

Bueno, ya va siendo hora de que continue mi relato...

El dia siguiente salimos del albergue con la esperanza de tener unos inquilinos mejores al volver. Nos dirigimos, bien abrigados, al Palacio de Justicia. Por el camino vemos el tranvia, calles muy anchas, tiendas muy pijas (incluido un local Nespresso "what else") edificios antiguos a la par que elegantes y unos cuantos jueces y abogados que perfectamente podrían haber salido de Howarts..
El Palacete esta chulo, es como muy exageradamente Enorme, lleno de columnas infintas y estatuas de tios serios. Justo al lado tenemos un mirador hacia el resto de la ciudad... No hay mucho que mirar en realidad a parte de muchos tejados, pero no deja de estar curioso.

Continuamos nuestra Ruta y nos metemos en el "European Walk" (así se llama en el mapa que nos dieron las amables (y gigantescas) señoritas del hostal): Parlamento Europeo, Parque Leopold (con un improvisado partido de Futbol),Parque del Cincuentenario (con su peazo Arco del Triumfo), Comisión Europea, plaza ambiorix, Poorest Village, European Skyscraper... lo que vendria a ser una bonita lista de edificios, antiguos y modernos todos la mar de currados.
Después de comer en un apasionante "Carrefour Express", nos encaminamos para volver a ver el centro, esta vez, de dia.

Por el camino, eso si, nos desviamos un poco para ver otro par de edificios emblemáticos: El palacio Real, con sus jardines en plan Hyrule y los guardias al más puro estilo ingles (tuvimos la suerte de verlos en movimiento, y si, se mueven como los típicos soldaditos de hojalata a cuerda)y la Catedral de Bruselas ( Cathédrale Saint-Michel et Sainte-Gudule ) que tengo que admitir que es bastante espectacular, tanto por fuera como por dentro. Toda una Proeza arquitectónica de la época.
Una vez en el centro, pues lo típico: Grand Place, Manneken Pis (el niño meón), Jeanneke Pis (su replica femenina), pillarse un gofre con chocolate por ahí... El Grand Place es la zona más visitada de la ciudad, y con razón. En esa única plaza hay decenas de edificios a cada cual más único que el anterior. Para contar todas las estatuas visibles desde la plaza se necesitarían días, porque forman parte incluso de las fachadas.
Después de eso, poco más, cojer la calle del Boulevard y empezar a ver tiendas, que básicamente son las mismas que aquí (Zara, Celio, Pimkie, Fnac..), pero con todo mucho más caro. Eso si, rapidillo que allí todo cierra MUY temprano.

Una vez en el Albergue, 2 buenas noticias: teniamos compañero nuevo (Un tal Pedro de Lleida) y el bar estaba lleno de gente, la mayoria españoles...